La experiencia de los sabios impúberes

Y esos planes que tanto gusta imaginar, ¿qué fue de ellos?

Una cala solitaria y unos mojitos, quizás. Un par de antorchas y buenos colegas para disfrutarlo.


Que salga o no, eso es cuestión de suerte. Que lo planeemos y lo saboreemos con canciones de Russian Red y un café con hielo es lo que me quedo.

This entry was posted on lunes, 27 de junio de 2011 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response.

2 Responses to “La experiencia de los sabios impúberes”

  1. A veces imaginar los planes es incluso mejor que llevar a cabo el propio plan. ;)

    ResponderEliminar

Alegrame un rato. Puedes hacerlo escribiendo una chorrada aquí: